Si tiene azúcar, puede cocinarse!

repostería amateur y otras cosas para nerds

CERRAR

UhmmmCookies! utiliza cookies propias (sesión y comentarios) y de terceros (Google Ads) para su correcto funcionamiento. Al permanecer aquí entiendes y aceptas su uso.

Rechinar de neumáticos y aromas penetrantes. Si os incomodan los encapuchados, es una semana fantástica para sentiros aterrorizados. El resto de los mortales nos remangamos los pantalones

Alergia y Primeras Comuniones son los elementos más característicos de la estación primaveral. Atrás quedan el canto de los pajaritos, el aumento progresivo de las temperaturas, o la explosión de colores que inunda cada centímetro de tierra desnuda, cuando en lo único que puedes pensar es en arrancarte los ojos

Ay, queridos amigos de las alimentos chocolateados y del porno gastronómico más duro de la red, nos hemos pensado durante tanto tiempo publicar esta receta porque es peligrosa. Es una de esas que podrían matar de diabetes a un caballo, o peor aún, cristalizar su cerebro hasta convertirlo en una de esas figuritas de estantería de las que 8 de cada 10 abuelitas con diógenes de cuadros de nietos y accesorios del Todo a 100, daría su aprobación.

¡Caramelo!... o «¡Calamero!» que rezaría en nueve de cada diez cartas de postres en nueve de cada diez restaurantes chinos. Porque ¿A quién no le gusta el caramelo? ¿Quizás a los mismos desalmados que no soportan el jamón serrano, las gambas o las patatas fritas? Esperemos que no, por eso hemos descongelado a nuestros pequeños redactores y colaboradores,

Apenas parece que hayan pasado unos días desde la última entrada y de golpe ya nos hemos visto de lleno inmersos en plena Navidad. ¿Qué significa? ¡Estrés! Compras sin terminar, colas infernales y un frenesí consumista que inunda cada tienda, cada local de la ciudad y que incrementa exponencialmente nuestras ganas de matar.

Días cortos, aroma a estufa de leña y un aro del inodoro que se adhiere a la piel como una lengua húmeda a una cubitera son indicativos de que, queridos lectores, nos hemos dado de lleno con diciembre. Y ya sabéis lo que toca en estas fechas: ¡dulces! La navidad está tan sólo unas semanas y desde hoy nos ponemos manos a la obra para que no haya visita que salga de casa sin dar arcadas

¡Bienvenidos a Halloween! La fiesta más terrorífica y extrañamente divertida del año. Ese mágico momento en el que, -como en un episodio de la «Dimensión Desconocida»-, la barrera que separa esta realidad con la del más allá, es tan fina que los espíritus y los demonios pueden atravesarla y sentarse con nosotros a tomar café.

Calabazas, sangre, pus, moho, bichos de ultratumba, John Carpenter y George A. Romero siempre nos han encantado, así que no os extrañéis si os decimos que Halloween

Hace tiempo que no escribimos una sola línea y ya temíamos que el blog se hubiese cubierto por una fina capa de moho al regresar, pero nos enfrentamos a una de esas etapas que ponen a prueba la paciencia y la cuenta corriente de cualquier pareja:

Que adoramos la canela es un hecho como el sol que sale cada mañana, o como que una película de John Carpenter aburre soberanamente y aún así te mantiene adherido al televisor. Hace unos meses descubrimos que existe una forma más sana y bastante menos peligrosa de "masticar" canela

Si alguna vez habéis frecuentado un restaurante mejicano la conocéis sobradamente. ¿Recordáis la salsa blanca? ¿Ese grumo considerablemente espeso con un ligero toque que oscila entre el queso fresco y el yogur, y que acompaña a burritos, tacos, totopos (nachos), ensaladas

Sabemos que hace calor y no os apetece encerraros en la cocina, pero pasáis frente al escaparate de vuestra confitería favorita y la veis allí, reposando refrigerada en su estantería. Brillante, jugosa y apetecible. Esa porción de pastel de manzana con hojaldre, es más clásica que un caso de corrupción en un partido político

Hoy no toca receta, no. Hoy es el turno de una de esas fotografías de dulces que toca exponer en UhmmmCookies!. Porque no siempre van a ser tartas ñoñas, de colores pastel, con nubecitas, amor y ternura por doquier.

Como buenos amantes de la comida abundante y grasienta no pudimos evitar asentir repetidamente con la cabeza y ojos llorosos cuando nos invitaron a probar los nuevos platos de Foster's Hollywood. Nos miraron al estómago y propusieron la idea. Luego miraron a nuestros ojos vacíos y llorosos y entonces se percataron de que, efectivamente, hace años que la lorza es quien controla el resto de nuestras funciones corporales. El resto vino solo.

Oh amigos de los domingos y de las tardes de café con pasteles. Vosotros, amantes de las delicatessen más vintage y diferente ahora que la repostería americana se ha hecho un importante hueco en los medios y ha empujado a que os imaginéis a vosotros mismos colocando un pie de manzana en el alféizar de la ventana ataviados con un delantal de volantillos

Si existe una de esas recetas imprescindibles es sin duda el «bizcocho Genovés». Un elemento tan básico y socorrido en repostería que debería colgarse junto a la espumadera y el jamón para poder tenerlo a mano siempre en la cocina.

La hemos utilizado en varias recetas y no se ha convertido en una de nuestras favoritas, sino en una de nuestras imprescindibles. Si alguna vez te preguntaste cómo se hace la crema pastelera que se utiliza en las brevas de crema, pepitos, milhojas, cuernos, piononos, caracolas...

Vamos a ser realistas, hay días en los que te encuentras especialmente raro. Sabes que necesitas dulce. En la soledad y en fin de semana, la sensación se acrecenta y puede convertirse en desesperante. Abres la despensa y no encuentras nada

San Patricio, patrón de la tierra de los jigs y reels celtas, de los enanitos con chisteras cachondas y bolsillos rebosantes de calderilla, es la excusa perfecta para encerrarse en una habitación y beber como si no hubiera un mañana hasta perder el sentido.

Sin duda una de nuestras favoritas, y es que es tan buena que ha desenganchado de la nicotina media plantilla de los primates que nos escriben los artículos, que ahora se pasan las horas

¡Hala Jaén! Es un buen día para los amantes del esférico, especialmente para los seguidores del club de fútbol jiennense que tanta pasiones levanta entre la Segunda División

Hacía algún tiempo que queríamos más para la decoración de esos cúmulos de carbohidratos y grasas que tanto nos gusta y que llamamos pasteles. Ya sabéis que, aunque poco a poco vamos cogiéndole cariño,

Sabemos que en estas fechas la mitad de vosotros ya habéis puesto toda la carne en el asador y seguramente ya tengáis en mente algo para regalar a vuestras parejas,

San Valentín es uno de esos días especiales. Caminas por la calle y huele diferente. «El Amor está en el Aire» que se dice, y donde hay amor hay chocolate, hay dulzura y hay ¡azúcar!

Érase una vez un pollo, un pollico macrocefálico y chato, de ojillos pequeños y rasgados

¿Quién vive en la piña debajo del mar? ¡Bob Esponja! Así es, queridos lectores y amigos de la lorza.

Continúan las Navidades y si aún no habéis conseguido duplicar vuestro propio peso, hoy tenéis otra oportunidad. Porque si aquí no son muy típicas, cruzando el charco son tradición pura.

Seguimos con las Navidades, y si hay algo característico, algo que se ha repetido en casa desde que tenemos uso de razón, es una de esas recetas que marcan el pistoletazo de salida de las fiestas navideñas, y cuyo intenso aroma a anís

Diciembre. Nos acercamos inexorablemente hacia las fechas más entrañables del año: Navidades. Y ya sabéis lo que eso significa, queridos tragaldabas que os atragantáis frente a estas líneas:

Vale que no están horneados, que las masas brillan por su ausencia y ¡ni siquiera llevan azúcar!, pero qué diablos, si no escribimos sobre esto reventamos.

Otoño, otra estación que nos encanta. Si las almendras y frutos secos son los amos indiscutibles en las recetas invernales y navideñas, los aromas especiados e intensos son los protagonistas absolutos en esta época, evocando los tonos grises y tostados de la estación.

Hoy, la fina línea que separa el mundo de los vivos del mundo de los obesos felices por verse rodeado de buñuelos de viento y otros dulces de temporada

Parecía que nos había tragado la tierra, pero nada de eso, organizar tu propia boda requiere un tiempo y una dedicación sobrehumana que nos ha obligado a enterrar UhmmmCookies! durante meses, pero Halloween está a la vuelta de la esquina

Hace calor y creednos cuando os decimos que una cocina con un horno ardiendo a 180ºC no es el mejor lugar del mundo para estar al comienzo de verano. De hecho, achuchamos con un palo a las almas que tratan de escapar de nuestro pequeño infierno doméstico de marca blanca.

Al primer bocado desconcierta. Es una mezcla extraña, blandita pero crujiente, acaramelada, tostada, dulce e intensa. El sabor a nueces comienza a extenderse y los matices a mantequilla se manifiestan suavizando el conjunto y envolviéndolo en el paladar.

Que no, que no hemos desaparecido ni nos han secuestrado los ganadores del del sorteo, simplemente estamos sufriendo la resaca de los contratos de verano de la sanidad pública.

«Una copia del restaurante japonés de Chicote», nos dijeron, «No me convence la idea», escuchamos... pero hacernos los suecos es una técnica que llevamos perfeccionando durante décadas, y para crearnos nuestra propia opinión

¡¡Tachaaaán!! ¡¡Ya tenemos ganador de nuestro concurso!! ¿Ganador? ¡Ganadores! Porque los alérgenos este año nos están sentando fatal y los antiestamínicos nos han abierto los bronquios y el corazón

Un año hace ya desde que inauguramos este blog y en muchos aspectos sigue igual: secciones sin terminar, opciones poco accesibles y poco feedback, muy muy poco feedback -¡comentad, maldita sea!-

Cuán escépticos y equivocados estábamos cuando a nuestros sobredimensionados pabellones auditivos llegó el concepto de pan de plátano. ¿El pan? ¡Para el bocadillo de jamón!, pensábamos. ¿Pan de plátano? ¿Eso qué es? ¿Una merienda tropical?

¿Cómo? ¿Aún no te has enterado que está de moda una espectacular mesa dulce en todas y cada una de las celebraciones habidas y por haber desde hace unos pocos años? Y no sólo lo vintage ha aterrizado con fuerza para imprimir un poco de vida y glamour a esos salones grandes y vacíos,

Son pequeños bulbos rojizos, peludos y de aspecto jugoso, que aparecen colgando, bamboleantes y victoriosos en lo más profundo del bosque. Hablamos de la frambuesa: la almorrana de La Tierra.

Hoy vamos a exigiros un ejercicio de memoria. Queremos que os proyectéis en una situación muy común y a la vez peculiar. Aroma embriagador a café recién hecho, charlas distendidas y una bandeja de pastelitos

No, hoy no tenemos receta. La semana de Pascua ha sido dura y aún tratamos de recuperarnos tras una actividad frenética en la que hemos fallado en nuestro objetivo de

Hoy no hay receta, no. Las tristes líneas de este solitario blog en este día nublado sólo rezuman bilis. Amarga y vomitiva bilis que invade cada centímetro cuadrado de mi rollizo cuerpo serrano.

Si por la unión de nuestros super poderes combinamos la cremosidad y suavidad de la tarta de queso recién horneada, junto al intenso y crujiente chocolate de las galletas Oreo™

Te levantas por la mañana y terminas de peinarte en el ascensor. Necesitas un café, lo pides para llevar y lo tomas por el camino, no hay tiempo para el relax y lo sabes.

Hoy, queridos lectores ávidos de carbohidratos, vamos a sorprenderos con una de esas recetas pseudosanas que los hipsters comedores de humus, veganos y

Vale que nos llegó un poco tarde, pertenecemos a una generación marcada por 12 millones de episodios de «Dragon Ball Z»

Te despiertas arropado entre edredones, el sol brilla y tus ojos exudan corazoncitos. Es San Valentín y todo apunta a que va a ser un gran día

Aún estáis a tiempo, nuestro románticos lectores, para sorprender a vuestras parejas con una solución creativa,

El amor está en el aire, San Valentín se acerca, preparaos para el día más pasteloso del año, donde encontrar un restaurante que no te viole la cartera es imposible

Hoy vamos a realizar un ejercicio de imaginación, es lunes y no queremos contribuir a aumentar vuestra presión intracraneal de forma peligrosa. Imaginad la siguiente situación: estáis en casa y tras haberos peleado hasta la extenuación horneando un bizcocho perfecto

Hacía tiempo que queríamos escribir sobre ello. No en vano es uno de nuestros restaurantes favoritos. Oh puristas de la gastronomía, escandalizaos y echad vuestras manos a la cabeza, porque no vamos a hablar de las bondades del AOVE

Huy que ya ha llegado el viernes y desde aquí os escuchamos frotandoos las manitas en actitud triunfal, porque hace frío y vais a quedaros encerrados en casa acurrucados bajo una tonelada de mantas,

Frío invernal a tope y no, no hemos sucumbido a las fiestas navideñas ni hemos terminado bajo una montaña de bragas y calcetines en plenas rebajas que explique nuestra desaparición. A veces uno se estropea y hay que llevarlo a reparar.

¿Qué tal? ¿Habéis sido buenos este año? ¿Os han traído muchas cosas los Reyes Magos?

30 de diciembre y nos acercamos a la fecha límite para finalizar las compras de Reyes. Respirad profundo, tomad un respiro y ¡hornead!

No conocemos su nombre y deducimos que no se llama "Chocolate", puesto que es lo único que figura al fondo, en letra grande y con pocos ornamentos de temporada

¿Qué es una Navidad sin un buen abeto? Cansados de lo clásico, pegas una patada a un pedrolo y aparecen arrastrándose interpretaciones y excentricidades arbóreas de todo tipo, pero ¿y un árbol de galleta?

8 diciembre, lunes. Las últimas horas del puente más esperado del mes se consumen rápido y regresáis a casa cansados, abatidos después de haberos enfrentado a las hordas de compradores compulsivos y mirones insaciables en «El Corte Inglés»

Dicen las leyendas que cuando el último americano suelta el tenedor y suspira el bufido final durante la comida de Acción de Gracias, ¡Se da el pistoletazo de salida para la temporada navideña

¿Sabéis cuánto tiempo llevamos los millones de seguidores gafapasta esperando una película de «La Guerra de las Galaxias», sin tintes melodramáticos que no haga llorar al Niño Jesús

Corría el año 1993 y los estudios LucasArts Games (sí, la división de videojuegos de la archiconocida Lucasfilms, criatura de George Lucas y padre de las míticas sagas «Star Wars™» o «Indiana Jones™»)

Hoy no, no habrá recetas dulces ni fotos sexys de bollitos recién horneados, humeantes y tiernos. El post de hoy es uno de esos que no gusta escribir porque sabes que puede hacer daño y nos encanta ser positivos pero críticos.

Estoy seguro que lo habéis vivido. Esa sensación, ese pastel cuasi-perfecto que aparece fugazmente en una serie de tv americana, esos bordes tostados, el aspecto cremoso...

Dedos de bruja, ojos de sapo, ungüento de perro y sopa de cuajo. Estamos en la semana más terrorífica del año ¡Halloween!

"El Día de Todos los Santos" se acerca a una velocidad pasmosa. Queda apenas una semana y este año va a enmarcarse en uno de los climas más atípico de los últimos años.

No hemos podido resistirnos. Nos mofamos de las top models, y nos reímos de los Ángeles de Victoria Secret, del Celeb-gate y sacamos nuestros focos, nuestra réflex

Nos hemos levantado contentos y felices como chupacabra en granja de ovinos, porque hoy nos han hecho entrega del premio del concurso de fotografía organizado por Delité -Comercial Domingo, Jaén-.

Si el hada de la diabetes se nos apareciera esta misma noche y nos obligara a elegir una pieza de repostería que representara fielmente el espíritu glotón y dulce de UhmmmCookies!

Ha pasado algún tiempo y por fin ha ocurrido. ¡Dos de nuestros amigos de siempre, lectores, seguidores y eternos babeantes se han casado! ¿Y sabéis qué significa?

Dice «Wikipedia» que las auténticas y originales cookies con chips de chocolate fueron elaboradas por un tal Ruth Graves Wakefield, propietario de un restaurante de comida casera en Whitman, Massachusetts.

¡Septiembre! Oh depresión post-vacacional, vuelta al trabajo, a la rutina, días más cortos. Volvemos más gordos, más tristes

Hace unos meses un amigo vió nuestras galletas, se mantuvo pensativo durante unos instantes y nos retó. Nos retó a hacerle un buen puñado de ellas inspiradas en las legendarias marcas del motor que él siempre había admirado.

Hace calor, la crema de mantequilla se derrite con sólo mirarla y el horno resopla cuando lo encendemos. ¡Es verano! y en verano la actividad decae hasta niveles demenciales.

Ah... París, París, la ciudad del amor, la ciudad de las baguettes, de las boinas y de los croissants. Somos tópicos hasta la arcada, pero nos encanta hornear tópicos y hemos hecho este set de galletitas afrancesadas tan monas que no pudimos dejar de abrazarnos y decirnos cosas bonitas mientras se tostaban al calor de la resistencia (francesa, por supuesto).

Es martes de cerdismo. Armaos con las varillas, engalanaos con vuestro mejor mandil y conseguid agua, mucha agua porque la vais a necesitar, y es que vamos a cocinar la reina de las magdalenas, la más gorda, amorfa y exquisita de todas. ¡El "papá oso" de los bizcochitos! ¡El negrito mandingo de la repostería casera!: Sí, lo habéis acertado ¡¡El auténtico Muffin de chocolate!!

Pongámonos en situación: son las 8.45 am., los pajaritos cantan y las nubes se levantan. El aroma penetrante a café nos rodea dándonos los buenos días. Es hora la tostada y como cada día abrimos una de las dos monodosis individuales de aceite en la cafetería del barrio. Nos sobra una y la apartamos como siempre.

Si en el anterior post os hablamos sobre la elaboración y los diferentes tipos de textura que debéis tener en consideración para preparar la glasa real, en especial si es para la decoración de galletas, hoy terminaremos con la parte divertida: ¡los colores!

Hoy vamos a hablaros de ese mejunje tan raro que convierte vuestras galletas UhmmmCookies! favoritas en toda una explosión de color y creatividad pero que a la vez crea una malsana duda sobre qué diablos es y si es comestible.

¿Te cuesta encontrarnos? Es posible, lo entendemos. El otro día hicimos la prueba y le susurramos nuestro nombre al oído de un informático hambriento, le dimos un plátano dentro de una caja de metacrilato, iniciamos nuestro cronómetro y aún tras doce intentos seguidos no hubo manera de que entrara en nuestro blog.

Es fácil y sencillo. Si os llama la atención la repostería creativa y todas estas cosas que os pone gordos como balones medicinales, que elongará vuestras papadas hasta convertiros en pelícanos humanos, o que os hará gemir de placer hasta suplicar que aparten esos deliciosos manjares de vuestra vista, váis a tener la oportunidad de aprender el "ABC" del carbohidrato.

Sabemos que estábais esperándolas, especialmente entre quienes nos estáis siguiendo en Facebook, Flickr, Twitter, Pinterest o Instagram, sobre todo porque llevamos un par de meses de retraso desde que publicamos la primera galleta de nuestro super-cuqui, mega-molón y requete original set de galletas inspirado en los diseños de «Mr.Wonderful».

Ha llegado el mal personificado a nuestra cocina, nuestros mandriles hacedores de viandas y dulcecillos huyen aterrorizados, despavoridos, se esconden en los cajones y nos desordenan las mangas. Nosotros que no tenemos voluntad, somos tremendamente sugestionables y que llevamos una década siguiendo a Iker Jiménez, nos dejamos llevar por el pánico y corremos semidesnudos por el pasillo gritando y sujetándonos los carrillos como un Macaulay Culkin al que han escondido la botella de Jack Daniels.

Para celebrar el primer post de esta serie queremos compartir con vosotros -¡oh nuestro pequeño pero bien avenido puñado de lectores!- nuestro almuerzo del pasado domingo. Porque como buenos domingueros y disciplinados votantes, decidimos que era buena idea colgar el mandil en casa y probar suerte con un italiano tras la fiesta de la democracia.

El restaurante italiano «La Mafia» está construido sobre los restos del antiguo cine Cervantes y estratégicamente ubicado a escasos metros de la Catedral. Apenas lleva entre nosotros un par de años en los cuales nuestro único intento por acudir a comer espontáneamente y sin reserva, fue fracaso absoluto. Supongo que la novedad nos pudo. Tratamos de poner cara de pena, pero Mariades es de ceño inexpresivo y no le salió. Eso arruinó nuestra ya de por sí débil credibilidad y tuvimos que volvernos con el estómago vacío.

Ya sabéis que no sólo de azúcar vive el hombre queridos tragaldabas, hay millones de formas diferentes de cargar un organismo con carbohidratos, proteínas y grasas, y éste no es un blog dedicado a la comida sana sino a la comida sabrosa, la que te limpias de la boca con el dorso de una mano mientras con la otra te secas el sudor y tratas de balbucearle algo al camarero con los carrillos todavía llenos y los ojos vueltos hacia atrás por el gusto y el placer.

25 de Mayo, ¡Día del Orgullo Friki! porque somos frikis, porque nos encantan las cosas con luces y sabemos lo que significa la "V" que se hace separando cuatro dedos de la mano. Porque hemos sobrevivido al Amstrad y al Spectrum, y cuando te dejaban tirado en mitad del partido de tenis que jugabas a dobles en la NES, te has quitado la chancla y lo has terminado con el pie.

Patatas fritas las hay de infinidad de marcas, tipos, sabores y variedades, pero cuando te orientas hacia el sur y te encuentras rodeado de olivares y gente que se come cada consonante final sustituyéndola alegremente por una 'h' entreabierta y extraña, no hay lugar a dudas: En Jaén quien parte el bacalao en cuestiones patateras es «Patatas Santo Reino».

Hoy ha bajado mucho la temperatura y por primera vez en semanas podemos decir que agradecemos sentarnos frente al horno a contemplar y esperar mientras las galletas se hornean. Esta vez ni se han rizado nuestras pestañas ni se han carbonizado. Nos gusta pegarnos al cristal, encoger los ojos para poder ver a través de la rejilla, respirar profundo y aguantar el aroma a vainilla dentro de los pulmones. Somos los politoxicómanos del azúcar y el ganaché.

Ah, el fondant... ese gran desconocido en España. Al menos hasta hace un par de años, cuando comenzaron a popularizarse esos docudramas televisivos de sobremesa tan entretenidos y que te hacían babear como el mastín que te mira fijamente mientras meriendas un bocadillo de chorizo. La dinámica era simple: recibían un pedido más o menos excéntrico, montaban la creatividad en un papel y el equipo se movilizaba con espectaculares resultados.

Hemos trabajado como auténticos mulos. Hemos programado código hasta la saciedad y escribo estas líneas mientras me termino de arrancar la retina desprendiéndose de un ojo.

¡Pero todo sea por los dulces! porque ya tenemos abierta la sección de «galería».

¿Linz? ¿Lizl? ¿Lidl? ¿alrhaglahur? tranquilos, no estamos fibrilando, simplemente es alemán, y recibe este nombre por la tercera ciudad más grande de Austria. En gastronomía, son las galletas que podéis encontrar en los surtidos industriales y se caracterizan porque presentan un centro de mermelada muy sugerente. De hecho son las más atractivas y las que más suelen destacar.

Tiene el color y el aspecto de una magdalena, el papel de la magdalena e incluso podría decirse que casi huele a madgdalena, ¡PERO NO HIJA NO!, NO ES UNA MAGDALENA.

Han hecho falta días y días de desarrollo, que se alinearan los planetas y una llamada de Stephen Hawkins para darnos el visto bueno. ¡Habemus blog!