Si tiene azúcar, puede cocinarse!

repostería amateur y otras cosas para nerds

CERRAR

UhmmmCookies! utiliza cookies propias (sesión y comentarios) y de terceros (Google Ads) para su correcto funcionamiento. Al permanecer aquí entiendes y aceptas su uso.

Búsqueda

 busca!

EL CORTADOR DOS EN UNO QUE ¡ADEMÁS ES FUCSIA!

Este post ha sido escrito y publicado por Mariades para www.galletazas.com

Hoy ha bajado mucho la temperatura y por primera vez en semanas podemos decir que agradecemos sentarnos frente al horno a contemplar y esperar mientras las galletas se hornean. Esta vez ni se han rizado nuestras pestañas ni se han carbonizado. Nos gusta pegarnos al cristal, encoger los ojos para poder ver a través de la rejilla, respirar profundo y aguantar el aroma a vainilla dentro de los pulmones. Somos los politoxicómanos del azúcar y el ganaché.

Cuando hablamos de las galletas «Linz» hace un par de días, apenas escribimos nada sobre cortadores. La gente de «Sakura Creative Mind», con quienes colaboramos en su blog, fueron súper amables y nos enviaron el que utilizamos para elaborar las galletas. ¡Gracias Sakura!

El cortador, que podéis encontrar aquí, tiene expulsor y es extremadamente cómodo de utilizar porque, además, permite cortar tanto la silueta exterior como interior de la galleta en un solo paso. Con solo apretar el expulsor la pieza interior se encargará de troquelar el interior.

El cortador con expulsor ideal para las galletas «Linz». ¡Botón mágico!
El cortador con expulsor ideal para las galletas «Linz». ¡Botón mágico!

¿Ventajas? la más evidente y práctica es la rapidez y la simetría. ¡Zas, zas, zas! y como si de una picadora Moulinex se tratara, docenas de galletas recortadas y perfectas en segundos. Como comentábamos en el post, es posible realizar la misma operación con dos cortadores de igual diseño pero diferente tamaño, pero ubicar el cortador y ajustarlo para centrar el corte lleva su tiempo y puede resultar un poquitín tedioso, sobre todo si la intención es la de hornear una cantidad importante de galletas. Por mucho menos he visto a gente encaramarse a campanario con un rifle de francotirador y un sándwich de atún.

¿Amantes del los motivos elaborados con fondant? El expulsor os vendrá de perlas para obtener cortes limpios sin estropearlos ni deformarlos.

Amigos y amigas, víctimas del diógenes repostero que invade los muebles de vuestras cocinas, ya tenéis una pieza más que añadir a vuestro abultado inventario. Y recordad: no es una enfermedad hasta que el ayuntamiento acude a vuestra casa con un bulldozer.

La dirección de correo electrónico no aparecerá publicada, pero es necesaria si dispones de una cuenta de Gravatar y deseas que tu icono aparezca junto al comentario.

Se permiten BBTags [url=http://www.foo.com]foo website[/url]

*no se publicará
*opcional

Rechinar de neumáticos y aromas penetrantes. Si os incomodan los encapuchados, es una semana fantástica para sentiros aterrorizados. El resto de los mortales nos remangamos los pantalones

30 de diciembre y nos acercamos a la fecha límite para finalizar las compras de Reyes. Respirad profundo, tomad un respiro y ¡hornead!

"El Día de Todos los Santos" se acerca a una velocidad pasmosa. Queda apenas unas semanas y este año va a enmarcarse en uno de los climas más atípico de los últimos años.

Alergia y Primeras Comuniones son los elementos más característicos de la estación primaveral. Atrás quedan el canto de los pajaritos, el aumento progresivo de las temperaturas, o la explosión de colores que inunda cada centímetro de tierra desnuda, cuando en lo único que puedes pensar es en arrancarte los ojos

Ay, queridos amigos de las alimentos chocolateados y del porno gastronómico más duro de la red, nos hemos pensado durante tanto tiempo publicar esta receta porque es peligrosa. Es una de esas que podrían matar de diabetes a un caballo, o peor aún, cristalizar su cerebro hasta convertirlo en una de esas figuritas de estantería de las que 8 de cada 10 abuelitas con diógenes de cuadros de nietos y accesorios del Todo a 100, daría su aprobación.

¡Caramelo!... o «¡Calamero!» que rezaría en nueve de cada diez cartas de postres en nueve de cada diez restaurantes chinos. Porque ¿A quién no le gusta el caramelo? ¿Quizás a los mismos desalmados que no soportan el jamón serrano, las gambas o las patatas fritas? Esperemos que no, por eso hemos descongelado a nuestros pequeños redactores y colaboradores,

Apenas parece que hayan pasado unos días desde la última entrada y de golpe ya nos hemos visto de lleno inmersos en plena Navidad. ¿Qué significa? ¡Estrés! Compras sin terminar, colas infernales y un frenesí consumista que inunda cada tienda, cada local de la ciudad y que incrementa exponencialmente nuestras ganas de matar.

Días cortos, aroma a estufa de leña y un aro del inodoro que se adhiere a la piel como una lengua húmeda a una cubitera son indicativos de que, queridos lectores, nos hemos dado de lleno con diciembre. Y ya sabéis lo que toca en estas fechas: ¡dulces! La navidad está tan sólo unas semanas y desde hoy nos ponemos manos a la obra para que no haya visita que salga de casa sin dar arcadas

¡Bienvenidos a Halloween! La fiesta más terrorífica y extrañamente divertida del año. Ese mágico momento en el que, -como en un episodio de la «Dimensión Desconocida»-, la barrera que separa esta realidad con la del más allá, es tan fina que los espíritus y los demonios pueden atravesarla y sentarse con nosotros a tomar café.