Si tiene azúcar, puede cocinarse!

repostería amateur y otras cosas para nerds

CERRAR

UhmmmCookies! utiliza cookies propias (sesión y comentarios) y de terceros (Google Ads) para su correcto funcionamiento. Al permanecer aquí entiendes y aceptas su uso.

Ay, queridos amigos de las alimentos chocolateados y del porno gastronómico más duro de la red, nos hemos pensado durante tanto tiempo publicar esta receta porque es peligrosa. Es una de esas que podrían matar de diabetes a un caballo, o peor aún, cristalizar su cerebro hasta convertirlo en una de esas figuritas de estantería de las que 8 de cada 10 abuelitas con diógenes de cuadros de nietos y accesorios del Todo a 100, daría su aprobación.

Seguimos con las Navidades, y si hay algo característico, algo que se ha repetido en casa desde que tenemos uso de razón, es una de esas recetas que marcan el pistoletazo de salida de las fiestas navideñas, y cuyo intenso aroma a anís

Al primer bocado desconcierta. Es una mezcla extraña, blandita pero crujiente, acaramelada, tostada, dulce e intensa. El sabor a nueces comienza a extenderse y los matices a mantequilla se manifiestan suavizando el conjunto y envolviéndolo en el paladar.

Hoy, queridos lectores ávidos de carbohidratos, vamos a sorprenderos con una de esas recetas pseudosanas que los hipsters comedores de humus, veganos y