Si tiene azúcar, puede cocinarse!

repostería amateur y otras cosas para nerds

¡OK, ENTIENDO!         MÁS INFORMACIÓN

UhmmmCookies! utiliza cookies propias y de terceros (Google Ads/Analytics) para su correcto funcionamiento. Al permanecer aquí entiendes y aceptas su uso.

Búsqueda

 busca!

RECETA DEL BROWNIE DE CHOCOLATE Y NUECES EXPRESS QUE SE HACE EN 10 MINUTOS

Este post ha sido escrito y publicado por Alex para www.galletazas.com

Te levantas por la mañana y terminas de peinarte en el ascensor. Necesitas un café, lo pides para llevar y lo tomas por el camino, no hay tiempo para el relax y lo sabes. Trabajas sin parar y cuando lo haces no dejas de consultar el smartphone, twitteas cuatro veces, actualizas el estado de Facebook y vuelves a la carga. Comes rápido, duermes rápido, vives rápido pero no sabéis lo que es estrés hasta que notáis esa punzada de drogodependencia dulce en el cerebro. Vuestro organismo demanda chocolate, lo necesitáis y lo queréis ya. No importa si tenéis que matar a alguien en el proceso. Os da igual y no necesitáis ceremonias o protocolos para llenar los carrillos con algo que sacie el mono de dopamina que ha hecho que vuestra cabecita ceda el control absoluto de todos los sistemas a la amígdala, esa antediluviana zorra caprichosa que se esconde en algún recóndito lugar de la sesera.

Enhorabuena, vuestros camellos favoritos del cabohidrato y los azucarillos van a enseñaros hoy como en apenas 10 de minutos y un poco de horneado, podéis tener a vuestra disposición un alijo secreto de brownies de chocolate y nueces que puede conservarse en el fondo del congelador listo para satisfacer al más insaciable de los insaciables.

Estos bizcochitos famosos por toda la geografía estadounidense, donde el culto a la molla se hace patente en cada esquina, reciben su nombre por su color (brownie-marroncito), suelen albergar en su interior trocitos de nueces, chocolate, pepitas de butterscotch (trocitos de caramelo con mantequilla) o mantequilla de cacahuete, y se suele acompañar con helado y chocolate caliente.

INGREDIENTES

  • 240gr. de azúcar
  • 150gr. de harina
  • 120ml. de aceite
  • 2 huevos grandes
  • 35gr. de cacao en polvo desgrasado
  • 55gr. de nueces
  • 120gr. de pepitas de chocolate
  • Una pizca de sal
  • Una cucharadita de esencia de vainilla

PREPARACIÓN

Amigos, esto no es neurología, si hablamos de un brownie preparado en 10 minutos, queda claro que la simplicidad es la esencia de esta receta. Podéis ir precalentando el horno a 180ºC., porque apenas tardaremos unos instantes. Tan sólo hay que mezclarlo todo excepto las nueces y las pepitas de chocolate, hasta obtener una masa uniforme, chocolateada, terriblemente irresistible y brillante, cuyo aroma y color os hará babear como animales.

A continuación sólo hay que picar ligeramente las nueces y añadirlas a la mezcla, moviéndola de nuevo para que queden distribuidas uniformemente por toda ella. Si queréis añadir trocitos de chocolate, las pepitas de butterscotch o la mantequilla de cacahuete, es el momento. Es aquí cuando nos gusta ser creativos. Trocearíamos a nuestros propios vástagos para añadirlos al brownie si los tuviéramos. Por suerte no tenemos ni es legal... por el momento... ambos...

Sobre un molde, una bandeja o una fuente para hornear que habremos engrasado bien con un poco de aceite, y ojo, hacedlo con cariño porque el condenado se pega como una fresca a un empresario con dinero, dejamos caer nuestra masa de brownie y la extendemos con una paleta hasta conseguir una capa de un grosor de unos 3 o 4cm. Recordad que los brownies no llevan levadura y apenas subirán, de forma que el grosor que establezcamos ahora prácticamente será el mismo que tendrá cuando terminemos de hornearlo. Nosotros utilizamos un molde desmontable para tarta de 20cm. de diámetro.

Distribuimos las pepitas de chocolate sobre la masa y nos preparamos para que Scotty nos teletransporte a la primera fila del espectáculo, porque en el momento en el que lo introduzcamos en el horno, las pepitas comenzarán a fundirse y perderéis el conocimiento. Acordaos de recuperarlo en aproximadamente unos 30 minutos, o hasta que alguien introduzca un palillo por el centro del brownie y este salga limpio. Es posible que atraveséis alguna capa de chocolate, lo reconoceréis con facilidad porque encontraréis una traza de chocolate limpio y sin restos de bizcocho, así distinguiréis si aún sigue crudo o si simplemente os habéis encontrado con un estrato chocolateado, más que probable por la cantidad obscena de éste que hemos empleado.

Una vez horneado, y aún en caliente, lo separamos de los bordes del molde con un cuchillo o una espátula y lo dejamos enfriar un poco antes de desmoldarlo completamente. Para terminar lo cortamos en porciones y los servimos acompañados de una porción de helado de vainilla y un poco de salsa de chocolate caliente que se prepara con un poco de chocolate para fundir, diluido con un chorrito de leche, un poco de azúcar y calentado al baño María.

Recordad que el brownie se sirve caliente, no olvidéis introducirlo unos segundos en el microondas antes de servirlo o si han pasado unos días y lo encontráis un poquito más duro de la cuenta.

¿Preparándolos para un antojo? Guardadlos sin miedo en el congelador en una bolsa bien cerrada y calentadlos en el microondas cuando vuestra amígdala se despierte insultándoos.

¡Estos malditos americanos, sí que saben!

  • TETEHace 3 años

    Jajaja preparada para el antojo!!!!! No pstece muy dificil.....habra k intentarloo jijiji

La dirección de correo electrónico no aparecerá publicada ni se utilizará para ningún fin, pero es necesaria si dispones de una cuenta de Gravatar y deseas que tu icono aparezca junto al comentario.

Se permiten BBTags [url=http://www.foo.com]foo website[/url]

*no se publicará
*opcional

¿Para qué van a usarse mis datos personales?

Te lo resumimos muy brevemente: para prácticamente NADA, así que no te preocupes, no te enviaremos emails, ni notificaciones ni nada por el estilo.

  • Tu email se empleará únicamente si alguna vez te diste de alta en el servicio "GRAVATAR" y lo has vinculado a este. Así es como podemos poner la foto al lado de tu comentario. No te preocupes, el email que indiques no se envía al servicio, sino un identificador (MD5) en el que tu correo electrónico no aparece visible.
  • Tu nombre y web simplemente se usa para encabezar tu comentario y referirnos a ti. Como cortesía, otros usuarios pueden entrar a tu web. Puedes emplear pseudónimos.
  • Si nos solicitas ayuda o información, podríamos usar tu email para ponernos en contacto directamente contigo. No se ceden datos a terceros ni para otros fines.
  • Responsable: Alejandro Fernández
  • Destinatarios: UhmmmCookies.com / Galletazas.com
  • Derechos: Cancelación, acceso, supresión y rectificación de los datos que has suministrado

Rechinar de neumáticos y aromas penetrantes. Si os incomodan los encapuchados, es una semana fantástica para sentiros aterrorizados. El resto de los mortales nos remangamos los pantalones

30 de diciembre y nos acercamos a la fecha límite para finalizar las compras de Reyes. Respirad profundo, tomad un respiro y ¡hornead!

"El Día de Todos los Santos" se acerca a una velocidad pasmosa. Queda apenas unas semanas y este año va a enmarcarse en uno de los climas más atípico de los últimos años.

Alergia y Primeras Comuniones son los elementos más característicos de la estación primaveral. Atrás quedan el canto de los pajaritos, el aumento progresivo de las temperaturas, o la explosión de colores que inunda cada centímetro de tierra desnuda, cuando en lo único que puedes pensar es en arrancarte los ojos

Ay, queridos amigos de las alimentos chocolateados y del porno gastronómico más duro de la red, nos hemos pensado durante tanto tiempo publicar esta receta porque es peligrosa. Es una de esas que podrían matar de diabetes a un caballo, o peor aún, cristalizar su cerebro hasta convertirlo en una de esas figuritas de estantería de las que 8 de cada 10 abuelitas con diógenes de cuadros de nietos y accesorios del Todo a 100, daría su aprobación.

¡Caramelo!... o «¡Calamero!» que rezaría en nueve de cada diez cartas de postres en nueve de cada diez restaurantes chinos. Porque ¿A quién no le gusta el caramelo? ¿Quizás a los mismos desalmados que no soportan el jamón serrano, las gambas o las patatas fritas? Esperemos que no, por eso hemos descongelado a nuestros pequeños redactores y colaboradores,

Apenas parece que hayan pasado unos días desde la última entrada y de golpe ya nos hemos visto de lleno inmersos en plena Navidad. ¿Qué significa? ¡Estrés! Compras sin terminar, colas infernales y un frenesí consumista que inunda cada tienda, cada local de la ciudad y que incrementa exponencialmente nuestras ganas de matar.

Días cortos, aroma a estufa de leña y un aro del inodoro que se adhiere a la piel como una lengua húmeda a una cubitera son indicativos de que, queridos lectores, nos hemos dado de lleno con diciembre. Y ya sabéis lo que toca en estas fechas: ¡dulces! La navidad está tan sólo unas semanas y desde hoy nos ponemos manos a la obra para que no haya visita que salga de casa sin dar arcadas

¡Bienvenidos a Halloween! La fiesta más terrorífica y extrañamente divertida del año. Ese mágico momento en el que, -como en un episodio de la «Dimensión Desconocida»-, la barrera que separa esta realidad con la del más allá, es tan fina que los espíritus y los demonios pueden atravesarla y sentarse con nosotros a tomar café.