Si tiene azúcar, puede cocinarse!

repostería amateur y otras cosas para nerds

CERRAR

UhmmmCookies! utiliza cookies propias (sesión y comentarios) y de terceros (Google Ads) para su correcto funcionamiento. Al permanecer aquí entiendes y aceptas su uso.

Búsqueda

 busca!

LA RECETA DE LAS AUTÉNTICAS HOJALDRINAS CASERAS QUE SE DESHACEN EN TU BOCA

Este post ha sido escrito y publicado por Alex para www.galletazas.com

Días cortos, aroma a estufa de leña y un aro del inodoro que se adhiere a la piel como una lengua húmeda a una cubitera son indicativos de que, queridos lectores, nos hemos dado de lleno con diciembre. Y ya sabéis lo que toca en estas fechas: ¡dulces! La navidad está tan sólo unas semanas y desde hoy nos ponemos manos a la obra para que no haya visita que salga de casa sin dar arcadas, suplicando por una tónica y un lavado de estómago con carbón activo. Y es que somos como las abuelas: ¡nos encanta veros comer!

Llevábamos tiempo con ganas de elaborar esta receta muy, muy económica, jugosa y sencilla con la que Hermana Osa ha estado cebándonos desde hace algún tiempo, y a la que nos hemos visto obligados a mantener maniatada y amordazada en nuestro trastero hasta que finalmente ha confesado. ¡Que viva «La receta de las auténticas Hojaldrinas caseras que se deshacen en tu boca»! Y recordad: ...nunca... nunca nos neguéis una receta... nunca...

¡Qué grandes las hojaldrinas! Esos dulcecitos hojaldrados que se comen en un par de bocados. Curiosamente la masa de las hojaldrinas no es dulce en absoluto, y lo único que imprime dulzor es la cobertura de azúcar en polvo con la que se embadurnan. A nuestro gusto, esto las hacen más ligeras y digestivas que otros dulces navideños.

INGREDIENTES

Para unas 35-40 mini-hojaldrinas

  • 600gr. de harina
  • 400gr. de manteca de cerdo
  • 50gr. de zumo de naranja
  • 50gr. de vino blanco
  • Ralladura de 3 naranjas
  • Azúcar glass
  • Una pizca de sal

PREPARACIÓN

Parece mentira que lo único que nos separe de una bandeja llena de hojaldrinas artesanas sean un puñado de monedas y un ratito. Jamás algo que parecía difícil y todo un misterio de los surtidos de mantecados de todos los años, ha resultado ser tan sencillo de hacer.

Empezamos mezclándolo todo excepto el azúcar en un recipiente. Podemos utilizar los ganchos de amasar de nuestra mezcladora o podemos hacerlo directamente con las manos. Tarde o temprano nuestra masa acabará compactándose y será necesario trabajarla a "mano". Olvidaos si pensabais que no íbais a mancharos en esta ocasión.

Cuando esté todo bien integrado, haremos una bola compacta con ella y la "filmaremos". No, no hace falta que vayáis corriendo a por vuestra cámara de vídeo para grabarle un corto. Nos referimos a que abráis el cajón donde guardáis el film transparente que utilizáis para guardar el chopped en el frigorífico, y lo uséis para envolver la bola de masa. Llevaremos nuestra masa filmada a la nevera durante al menos una hora, aunque en nuestro caso la mantuvimos durante tres y salieron perfectas. Reservad un poco de film para envolveros las lorzas y sudar los excesos durante la cuesta de enero.

Tras el reposo en la nevera, espolvorearemos un poco de harina sobre la mesa de trabajo y extenderemos la masa con un rodillo. Y ahora viene la parte curiosa: para conseguir las capas hojaldradas del interior, hay que doblar la masa en tres partes, de forma que éstos dobleces queden apilados como un folleto del restaurante chino de la esquina. ¿Queréis un ejemplo? Sentaos recostados sobre el sofá y fijaos en lo que hacen las roscas de la tripa. Pues casi igual.

Volvemos a pasar el rodillo aplastando vilmente los dobleces para obtener de nuevo una única masa de aproximadamente un centímetro de grosor y ¡Tachán!, técnicamente el asuntillo hojaldrado ha quedado resuelto.

Ahora sólo tenemos que cortar la masa estirada en porciones rectangulares y colocarlas en una bandeja con papel de horno teniendo cuidado de dejar un poco de separación entre ellas, ya que se expandirán un poquito. Mientras, vamos aprovechamos para ir precalentando el horno a 180ºC.

Tras unos 40 minutos a 180ºC estarán horneadas y doradas. Si no os fiáis, sacrificad una partiéndola por la mitad y observad si están suficientemente cocidas en el interior. Si es así, podréis ver las capas perfectamente definidas y sin partes blandas. Entonces las sacamos a una rejilla y antes de que se enfríen completamente, las rebozamos en azúcar glass, azúcar glacé, azúcar lustre, icing sugar o como sea que lo conozcáis allá por donde viváis. Habrá que hacerlo con cuidado porque aún estando calientes son especialmente quebradizas y blanditas. No queremos accidentes a estas alturas, ¿verdad? La grasa caliente, aún estará lo suficientemente fluida como para que se adhiera con facilidad.

Una vez frías y antes de servirlas aprovecharemos para espolvorearlas una vez más en el azúcar y entonces estaréis listos para sacar los licores, la zambomba y para entonar vuestro mejor acento de "Pablo Escobar" mientras os llenáis la boca y la cara del único vicio al que somos adictos: los carbohidratos.

¿Queréis hacerlo PRO? Probad a fundir un poco de chocolate de cobertura, y a sustituir el azúcar en polvo por un baño de chocolate caliente, dejándolas enfriar durante unos minutos en la nevera.

Fin del misterio. Ahora sois los «ninjas de las hojaldrinas». Usad este conocimiento con sabiduría.

  • ALICIAHace 6 meses

    Mis dulces navideños favoritos :) Y la versión con chocolate me parece espectacular :)

  • THE HAVOCHace 6 meses

    Y lo mejor es que entran de vicio!!...una tras otra... y tras otra.... y tras otra

    No te cansas!

  • CRISHace 6 meses

    Hola buenos dias

    Tengo muchas ganas de hacer estas hojaldrinas pero tengo tambien muchas dudas ala hora de.hacerlas

    Una de ellas es el vino blanco ke clase de vino es o se utiluza? Dulce o el de cocinar? Me podrias.decir alguno porfa? Otra cosilla el zumo de naranja tiene ke ser natural o vale otro? La masa una.vez hecha cuantas veces la doblamos porke yo veo ke lo haces dos veces

    No entiendo este paso

    Muchas gracias por todo

    Un saludo de Cris

  • CRISHace 6 meses

    Otra cosilla ke se.me olvidaba ke medida tienen las hojaldrinas mas.o menos ? Cuando las.cortas ?

  • THE HAVOCHace 6 meses

    El corte de las hojaldrinas en la fotografía es de unos 2.5cm x 5cm. Se dobla tal y como aparece en la foto, dos veces de forma que encuentres la masa dividida en tres partes.

    El vino es blanco para cocinar, nada de vino dulce ni nada especialmente exquisito.

    Y el zumo de naranja sí es importante que sea natural. Los zumos de bote saben a todo menos a naranja, y perderías el regustillo tan especial que tanto el zumo como la ralladura aportan a la receta. ¡Te cargarías todo el carácter de la hojaldrina! Huye de los zumos artificiales como de la peste.

    Ánimo con la receta! salen espectaculares.

La dirección de correo electrónico no aparecerá publicada, pero es necesaria si dispones de una cuenta de Gravatar y deseas que tu icono aparezca junto al comentario.

Se permiten BBTags [url=http://www.foo.com]foo website[/url]

*no se publicará
*opcional

Rechinar de neumáticos y aromas penetrantes. Si os incomodan los encapuchados, es una semana fantástica para sentiros aterrorizados. El resto de los mortales nos remangamos los pantalones

Alergia y Primeras Comuniones son los elementos más característicos de la estación primaveral. Atrás quedan el canto de los pajaritos, el aumento progresivo de las temperaturas, o la explosión de colores que inunda cada centímetro de tierra desnuda, cuando en lo único que puedes pensar es en arrancarte los ojos

Ay, queridos amigos de las alimentos chocolateados y del porno gastronómico más duro de la red, nos hemos pensado durante tanto tiempo publicar esta receta porque es peligrosa. Es una de esas que podrían matar de diabetes a un caballo, o peor aún, cristalizar su cerebro hasta convertirlo en una de esas figuritas de estantería de las que 8 de cada 10 abuelitas con diógenes de cuadros de nietos y accesorios del Todo a 100, daría su aprobación.

¡Caramelo!... o «¡Calamero!» que rezaría en nueve de cada diez cartas de postres en nueve de cada diez restaurantes chinos. Porque ¿A quién no le gusta el caramelo? ¿Quizás a los mismos desalmados que no soportan el jamón serrano, las gambas o las patatas fritas? Esperemos que no, por eso hemos descongelado a nuestros pequeños redactores y colaboradores,

Apenas parece que hayan pasado unos días desde la última entrada y de golpe ya nos hemos visto de lleno inmersos en plena Navidad. ¿Qué significa? ¡Estrés! Compras sin terminar, colas infernales y un frenesí consumista que inunda cada tienda, cada local de la ciudad y que incrementa exponencialmente nuestras ganas de matar.

¡Bienvenidos a Halloween! La fiesta más terrorífica y extrañamente divertida del año. Ese mágico momento en el que, -como en un episodio de la «Dimensión Desconocida»-, la barrera que separa esta realidad con la del más allá, es tan fina que los espíritus y los demonios pueden atravesarla y sentarse con nosotros a tomar café.

Calabazas, sangre, pus, moho, bichos de ultratumba, John Carpenter y George A. Romero siempre nos han encantado, así que no os extrañéis si os decimos que Halloween

Hace tiempo que no escribimos una sola línea y ya temíamos que el blog se hubiese cubierto por una fina capa de moho al regresar, pero nos enfrentamos a una de esas etapas que ponen a prueba la paciencia y la cuenta corriente de cualquier pareja: