Si tiene azúcar, puede cocinarse!

repostería amateur y otras cosas para nerds

CERRAR

UhmmmCookies! utiliza cookies propias (sesión y comentarios) y de terceros (Google Ads) para su correcto funcionamiento. Al permanecer aquí entiendes y aceptas su uso.

Rechinar de neumáticos y aromas penetrantes. Si os incomodan los encapuchados, es una semana fantástica para sentiros aterrorizados. El resto de los mortales nos remangamos los pantalones

Días cortos, aroma a estufa de leña y un aro del inodoro que se adhiere a la piel como una lengua húmeda a una cubitera son indicativos de que, queridos lectores, nos hemos dado de lleno con diciembre. Y ya sabéis lo que toca en estas fechas: ¡dulces! La navidad está tan sólo unas semanas y desde hoy nos ponemos manos a la obra para que no haya visita que salga de casa sin dar arcadas

Sabemos que hace calor y no os apetece encerraros en la cocina, pero pasáis frente al escaparate de vuestra confitería favorita y la veis allí, reposando refrigerada en su estantería. Brillante, jugosa y apetecible. Esa porción de pastel de manzana con hojaldre, es más clásica que un caso de corrupción en un partido político

Oh amigos de los domingos y de las tardes de café con pasteles. Vosotros, amantes de las delicatessen más vintage y diferente ahora que la repostería americana se ha hecho un importante hueco en los medios y ha empujado a que os imaginéis a vosotros mismos colocando un pie de manzana en el alféizar de la ventana ataviados con un delantal de volantillos

Si existe una de esas recetas imprescindibles es sin duda el «bizcocho Genovés». Un elemento tan básico y socorrido en repostería que debería colgarse junto a la espumadera y el jamón para poder tenerlo a mano siempre en la cocina.

La hemos utilizado en varias recetas y no se ha convertido en una de nuestras favoritas, sino en una de nuestras imprescindibles. Si alguna vez te preguntaste cómo se hace la crema pastelera que se utiliza en las brevas de crema, pepitos, milhojas, cuernos, piononos, caracolas...

Seguimos con las Navidades, y si hay algo característico, algo que se ha repetido en casa desde que tenemos uso de razón, es una de esas recetas que marcan el pistoletazo de salida de las fiestas navideñas, y cuyo intenso aroma a anís

Diciembre. Nos acercamos inexorablemente hacia las fechas más entrañables del año: Navidades. Y ya sabéis lo que eso significa, queridos tragaldabas que os atragantáis frente a estas líneas:

Otoño, otra estación que nos encanta. Si las almendras y frutos secos son los amos indiscutibles en las recetas invernales y navideñas, los aromas especiados e intensos son los protagonistas absolutos en esta época, evocando los tonos grises y tostados de la estación.

Cuán escépticos y equivocados estábamos cuando a nuestros sobredimensionados pabellones auditivos llegó el concepto de pan de plátano. ¿El pan? ¡Para el bocadillo de jamón!, pensábamos. ¿Pan de plátano? ¿Eso qué es? ¿Una merienda tropical?

Hoy vamos a exigiros un ejercicio de memoria. Queremos que os proyectéis en una situación muy común y a la vez peculiar. Aroma embriagador a café recién hecho, charlas distendidas y una bandeja de pastelitos

Huy que ya ha llegado el viernes y desde aquí os escuchamos frotandoos las manitas en actitud triunfal, porque hace frío y vais a quedaros encerrados en casa acurrucados bajo una tonelada de mantas,

30 de diciembre y nos acercamos a la fecha límite para finalizar las compras de Reyes. Respirad profundo, tomad un respiro y ¡hornead!

"El Día de Todos los Santos" se acerca a una velocidad pasmosa. Queda apenas una semana y este año va a enmarcarse en uno de los climas más atípico de los últimos años.