Si tiene azúcar, puede cocinarse!

repostería amateur y otras cosas para nerds

CERRAR

UhmmmCookies! utiliza cookies propias (sesión y comentarios) y de terceros (Google Ads) para su correcto funcionamiento. Al permanecer aquí entiendes y aceptas su uso.

Búsqueda

 busca!

CRÓNICA DE LA DECORACIÓN DE "CAKE IN THE FOREST" O LA TARTA DE BODAS DE UN CURSO DE FIN DE SEMANA

Este post ha sido escrito y publicado por Alex para www.galletazas.com

No, hoy no tenemos receta. La semana de Pascua ha sido dura y aún tratamos de recuperarnos tras una actividad frenética en la que hemos fallado en nuestro objetivo de visitar todas y cada una de las tabernas, tascas y bares de la ciudad. Somos humanos y a veces nuestro ego extiende cheques que nuestro bolsillo no puede pagar.

Hace unas semanas acudimos a uno de los cursos organizado por «Sugar Moments», camaradas del dulce y el azucarillo y grandes apasionadas de esas pequeñas cosas que engrosan el volumen abdominal y la cuenta bancaria del dentista, y como habréis adivinado este va a ser uno de esos artículos con algunas fotos y texto poco práctico. Nuestros macacos redactores siguen de resaca y si les presionamos un poco se cabrean y nos arrojan sus propios excrementos desde la jaula.

Como comentábamos, las Sugar Moments se trajeron de la oreja desde la capital andaluza a dos pesos pesados en repostería creativa y los encerraron durante un fin de semana completo con un montón de gente de enormes ojos vidriosos y palpitantes de ilusión. Israel y Lola de «Oh My Cake» y «La Dulce Vita» tomaron las riendas y dirigieron un taller decorativo de tartas con bordes perfectos, o lo que viene a ser: tartas bien perfiladas y sin celulitis. Sí, eso que nunca conseguís en casa por muchas veces que paséis la paleta a pesar de lo fácil que parece en cada uno de los vídeos de YouTube que veis. Y confirmamos que no se emplea un láser o artes mágicas en contra de todos los rumores que apuntaban lo contrario, sino paciencia y un exquisito bizcocho de chocolate belga y nata que nos hizo babear hasta la deshidratación y que tuvimos que tirar a la basura cuando nuestro congelador se rebeló en nuestra contra esa misma semana. El karma a veces se manifiesta de forma muy cruel y por eso lo tememos profundamente.

Detalle de una técnica de decapado sobre glasa real. Efecto sexy e instantáneo de madera quebradiza.
Detalle de una técnica de decapado sobre glasa real. Efecto sexy e instantáneo de madera quebradiza.

El climax llegó con la decoración de una tarta de boda muy otoñal que en ausencia de nombre y haciendo gala de un inigualable derroche de imaginación hemos bautizado como "Cake in the Forest", empleando técnicas muy curiosas como un decapado sobre glasa real para proporcionar un aspecto de madera agrietada, y algunos métodos de modelado y pintura sobre fondant para obtener el aspecto de tronco de madera en el que David el Gnomo mataría por instalar su residencia de verano. El modelado de las flores y complementos con pasta de azúcar, terminaba por detallar una espectacular tarta nupcial que provocaría el estornudo de los alérgicos al polen con solo una mirada fugaz. Porque, maldita sea, incluso esas cositas redondas que parecen flotar etéreamente sobre la superficie, están realmente conseguidas y evocan todo lo que podría evocar una tarde en el bosque.

Tanto detalle y tan realista nos hizo estornudar. Casi se esperan bichos saliendo de los matorrales.
Tanto detalle y tan realista nos hizo estornudar. Casi se esperan bichos saliendo de los matorrales.

Qué podemos decir, nos encantó el diseño, mojamos nuestra ropa interior con el bundt cake de zanahoria que nos sirvieron para merendar y disfrutamos de una experiencia enriquecedora y divertida. No, la flor que parece una alcachofa NO es una alcachofa. Nosotros tampoco sabemos qué es pero el karma nos aprieta como un calzoncillo ajustado y no nos atrevemos a conjeturar al respecto.

Tan bonita que casi da lástima comérsela. Menos mal que no lo hicimos porque es un dummy de poliestireno. No son tan sabrosos como los bizcochos de verdad.
Tan bonita que casi da lástima comérsela. Menos mal que no lo hicimos porque es un dummy de poliestireno. No son tan sabrosos como los bizcochos de verdad.

La dirección de correo electrónico no aparecerá publicada, pero es necesaria si dispones de una cuenta de Gravatar y deseas que tu icono aparezca junto al comentario.

Se permiten BBTags [url=http://www.foo.com]foo website[/url]

*no se publicará
*opcional

Rechinar de neumáticos y aromas penetrantes. Si os incomodan los encapuchados, es una semana fantástica para sentiros aterrorizados. El resto de los mortales nos remangamos los pantalones

30 de diciembre y nos acercamos a la fecha límite para finalizar las compras de Reyes. Respirad profundo, tomad un respiro y ¡hornead!

"El Día de Todos los Santos" se acerca a una velocidad pasmosa. Queda apenas unas semanas y este año va a enmarcarse en uno de los climas más atípico de los últimos años.

Alergia y Primeras Comuniones son los elementos más característicos de la estación primaveral. Atrás quedan el canto de los pajaritos, el aumento progresivo de las temperaturas, o la explosión de colores que inunda cada centímetro de tierra desnuda, cuando en lo único que puedes pensar es en arrancarte los ojos

Ay, queridos amigos de las alimentos chocolateados y del porno gastronómico más duro de la red, nos hemos pensado durante tanto tiempo publicar esta receta porque es peligrosa. Es una de esas que podrían matar de diabetes a un caballo, o peor aún, cristalizar su cerebro hasta convertirlo en una de esas figuritas de estantería de las que 8 de cada 10 abuelitas con diógenes de cuadros de nietos y accesorios del Todo a 100, daría su aprobación.

¡Caramelo!... o «¡Calamero!» que rezaría en nueve de cada diez cartas de postres en nueve de cada diez restaurantes chinos. Porque ¿A quién no le gusta el caramelo? ¿Quizás a los mismos desalmados que no soportan el jamón serrano, las gambas o las patatas fritas? Esperemos que no, por eso hemos descongelado a nuestros pequeños redactores y colaboradores,

Apenas parece que hayan pasado unos días desde la última entrada y de golpe ya nos hemos visto de lleno inmersos en plena Navidad. ¿Qué significa? ¡Estrés! Compras sin terminar, colas infernales y un frenesí consumista que inunda cada tienda, cada local de la ciudad y que incrementa exponencialmente nuestras ganas de matar.

Días cortos, aroma a estufa de leña y un aro del inodoro que se adhiere a la piel como una lengua húmeda a una cubitera son indicativos de que, queridos lectores, nos hemos dado de lleno con diciembre. Y ya sabéis lo que toca en estas fechas: ¡dulces! La navidad está tan sólo unas semanas y desde hoy nos ponemos manos a la obra para que no haya visita que salga de casa sin dar arcadas

¡Bienvenidos a Halloween! La fiesta más terrorífica y extrañamente divertida del año. Ese mágico momento en el que, -como en un episodio de la «Dimensión Desconocida»-, la barrera que separa esta realidad con la del más allá, es tan fina que los espíritus y los demonios pueden atravesarla y sentarse con nosotros a tomar café.