Si tiene azúcar, puede cocinarse!

repostería amateur y otras cosas para nerds

CERRAR

UhmmmCookies! utiliza cookies propias (sesión y comentarios) y de terceros (Google Ads) para su correcto funcionamiento. Al permanecer aquí entiendes y aceptas su uso.

Búsqueda

 busca!

RECETA DEL CRUMB CAKE DE MANZANA Y CANELA MÁS SEXY DEL MUNDO, QUE SE COME TEMPLADO

Este post ha sido escrito y publicado por Alex para www.galletazas.com

Que adoramos la canela es un hecho como el sol que sale cada mañana, o como que una película de John Carpenter aburre soberanamente y aún así te mantiene adherido al televisor. Hace unos meses descubrimos que existe una forma más sana y bastante menos peligrosa de "masticar" canela, que el famoso reto que te empuja a asfixiarte entre cucharadas compartiendo en internet lo imbécil que puedes llegar a ser provocándote un colapso pulmonar en público. Los colapsos se los hace un en privado cuando te despiertas de madrugada con ansia berserker de dulce, y te metes una cucharada de ColaCao hasta los alveolos. Pero siempre en privado, que los ojos inyectados en sangre saturan los rojos de la cámara.

Digamos que cuando probamos por primera vez este Crumb Cake de Manzana y Canela templado, con esos aromas a caramelo, manzana caliente y mantequilla vaporizándose y acudiendo en masa hacia el cerebro, nos despertamos sobre un charco de saliva. Mientras nos reconocían en una sala de urgencias y ante la pregunta de «¿Cómo ha ocurrido?» y «¿¡Por qué estáis tan empapados que dais asco hasta tocándoos con un palo!?», procedimos a relatar muy despacio la receta de este pastel mientras nos envolvían con gasas las comisuras de los labios para no derramarnos de nuevo.

INGREDIENTES

Para el crujiente:

  • 185gr. de harina
  • 105gr. de azúcar moreno
  • 60gr. de azúcar blanco
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de canela
  • 1/4 de cucharadita de nuez moscada
  • 112gr. de mantequilla
  • 1/2 cucharadita de esencia concentrada de vainilla

Para la masa del pastel:

  • 20gr. de mantequilla
  • 125gr. de azúcar blanco
  • 1 huevo grande
  • 1 cucharadita de esencia concentrada de vainilla
  • 125ml. de crema agria
  • 125gr. de harina
  • 1/4 de cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de levadura química (tipo Royal&trade)

PREPARACIÓN

Lo que más llama la atención de este pastel es lo pequeñito y poca cosa que parece... pero engaña, y no poco. Es contundente, sabroso y llena. Como se sirve templado, ese plus sacia bastante y los sabores y aromas se intensifican hasta que la gomilla de la ropa interior se repliega sobre si misma y da para un capítulo de "Cosmos".

Comenzaremos preparando el crujiente. Para ello calentamos la mantequilla unos segundos en el microondas hasta derretirla y la mezclamos junto con el resto de ingredientes secos, moviéndolos hasta conseguir una textura granulada y suelta. Apenas hemos empezado y si probáis la mezcla podéis ir haciéndoos una idea del nivel de satisfacción que alcanzaremos cuando acabemos.

Continuamos elaborando la masa del pastel. Para ello en un recipiente batimos la mantequilla con el azúcar a máxima potencia hasta conseguir una masa ligera y esponjosa, para añadir seguidamente el huevo.

Lo mezclamos todo muy bien y terminamos vertiendo la vainilla y la crema agria. Oh, la crema agria, ese elemento tan socorrido y fácil de elaborar que sirve tanto para postres como para burritos. Volvemos a mezclarlo todo con energía, hasta que todo quede bien homogeneizado.

En otro recipiente mezclamos la harina, la levadura, la sal y el bicarbonato. Un par de buenas sacudidas para que quede bien distribuido por igual, y lo añadimos a la crema líquida anterior mezclándolo con suavidad y movimientos envolventes hasta que todo este bien integrado y sin grumos.

Ni siquiera hemos tenido que tamizar la harina, así que no tenéis excusas para moverlo con ánimo hasta descomponer cada bulto de harina. Os animamos a sujetar el recipiente bajo la axila y a menear enérgicamente la paleta con la otra mano mientras canturreáis una copla. Queda de lo más "España cañí". De paso asustaréis a los vecinos por aquello de haber envejecido 50 años en unos segundos. Automáticamente os crecerán unas medias/calcetines a la altura de las pantorrillas, y terminaréis riéndoos a carcajadas como público en un programa de Canal Sur. Podéis culparnos, lo negaremos todo.

Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos a conciencia un molde para tartas de unos 20cm de diámetro. Recordad que la tarta sale pequeñita, crece poco y no queremos que parezca una torta. De forma que añadimos la mitad de la masa para el pastel en el fondo del molde.

A continuación, colocamos la manzana cortada en láminas cubriendo toda la superficie de la masa y escondemos esta última bajo un centímetro de nuestra azucarada mezcla crujiente. ¡La lasagna más dulce del mundo!

Finalizamos añadiendo el resto de la masa para el pastel, extendiéndola con cuidado ya que se adherirá al crujiente tratando de arrastrarlo con cada movimiento, y tened en cuenta que queremos que éste quede distribuido lo más uniformemente posible por todo el interior del pastel. Terminamos cubriéndola con el resto del crujiente, que no será poco.

Horneamos unos 35 o 40 minutos, o hasta que introduzcamos una aguja, cuchillo o palito en el centro de la masa, y éste aparezca limpio. Pasamos un cuchillo con cuidado alrededor del molde y desmoldamos el pastel con cariño mientras lo dejamos que se enfríe un poco.

¿Como nos gusta comer este pastel? Tibio. Los crumb cakes con el frío de la nevera tienden a endurecerse. Apenas unos segundos el microondas, la mantequilla se calienta y vuelve a dejarlo suave y crujiente, aflorando todo el sabor y los aromas. Acompañado con un poco de nata montada con azúcar en polvo, a la que hemos añadido una cucharadita de dulce de leche, lo convierte en un postre o merienda fino y diferente, para servir en porciones pequeñas, ya que sacia con facilidad...

...mentira, porque una porción de esta Crumb Cake de Manzana y Canela Sexy nunca es suficiente.

La dirección de correo electrónico no aparecerá publicada, pero es necesaria si dispones de una cuenta de Gravatar y deseas que tu icono aparezca junto al comentario.

Se permiten BBTags [url=http://www.foo.com]foo website[/url]

*no se publicará
*opcional

"El Día de Todos los Santos" se acerca a una velocidad pasmosa. Queda apenas unas semanas y este año va a enmarcarse en uno de los climas más atípico de los últimos años.

Rechinar de neumáticos y aromas penetrantes. Si os incomodan los encapuchados, es una semana fantástica para sentiros aterrorizados. El resto de los mortales nos remangamos los pantalones

Alergia y Primeras Comuniones son los elementos más característicos de la estación primaveral. Atrás quedan el canto de los pajaritos, el aumento progresivo de las temperaturas, o la explosión de colores que inunda cada centímetro de tierra desnuda, cuando en lo único que puedes pensar es en arrancarte los ojos

Ay, queridos amigos de las alimentos chocolateados y del porno gastronómico más duro de la red, nos hemos pensado durante tanto tiempo publicar esta receta porque es peligrosa. Es una de esas que podrían matar de diabetes a un caballo, o peor aún, cristalizar su cerebro hasta convertirlo en una de esas figuritas de estantería de las que 8 de cada 10 abuelitas con diógenes de cuadros de nietos y accesorios del Todo a 100, daría su aprobación.

¡Caramelo!... o «¡Calamero!» que rezaría en nueve de cada diez cartas de postres en nueve de cada diez restaurantes chinos. Porque ¿A quién no le gusta el caramelo? ¿Quizás a los mismos desalmados que no soportan el jamón serrano, las gambas o las patatas fritas? Esperemos que no, por eso hemos descongelado a nuestros pequeños redactores y colaboradores,

Apenas parece que hayan pasado unos días desde la última entrada y de golpe ya nos hemos visto de lleno inmersos en plena Navidad. ¿Qué significa? ¡Estrés! Compras sin terminar, colas infernales y un frenesí consumista que inunda cada tienda, cada local de la ciudad y que incrementa exponencialmente nuestras ganas de matar.

Días cortos, aroma a estufa de leña y un aro del inodoro que se adhiere a la piel como una lengua húmeda a una cubitera son indicativos de que, queridos lectores, nos hemos dado de lleno con diciembre. Y ya sabéis lo que toca en estas fechas: ¡dulces! La navidad está tan sólo unas semanas y desde hoy nos ponemos manos a la obra para que no haya visita que salga de casa sin dar arcadas

¡Bienvenidos a Halloween! La fiesta más terrorífica y extrañamente divertida del año. Ese mágico momento en el que, -como en un episodio de la «Dimensión Desconocida»-, la barrera que separa esta realidad con la del más allá, es tan fina que los espíritus y los demonios pueden atravesarla y sentarse con nosotros a tomar café.

Calabazas, sangre, pus, moho, bichos de ultratumba, John Carpenter y George A. Romero siempre nos han encantado, así que no os extrañéis si os decimos que Halloween