Si tiene azúcar, puede cocinarse!

repostería amateur y otras cosas para nerds

¡OK, ENTIENDO!         MÁS INFORMACIÓN

UhmmmCookies! utiliza cookies propias y de terceros (Google Ads/Analytics) para su correcto funcionamiento. Al permanecer aquí entiendes y aceptas su uso.

Búsqueda

 busca!

LA "GLASA REAL" O "ROYAL ICING" (PARTE I)

Este post ha sido escrito y publicado por Alex para www.galletazas.com

Hoy vamos a hablaros de ese mejunje tan raro que convierte vuestras galletas UhmmmCookies! favoritas en toda una explosión de color y creatividad pero que a la vez crea una malsana duda sobre qué diablos es y si es comestible.

Porque sí, nos lo han preguntado en alguna ocasión. No os culpamos, la primera vez que probé el «Wasabi» habría jurado que me estaba intoxicando con una guarnición decorativa oriental que no debía comerse. Iba a sufrir la humillación de morir en mi primera visita a un restaurante japonés en un involuntario seppuku que castigaba mi propia ignorancia. Luego me enteré que sí era comestible y me obligué a lucir un entrecejo poblado durante meses por no saber que se consumía diluído en salsa de soja. Hoy soy un gran fan de este condimento picante que puede hacerte saltar los ojos de las cuencas.

La glasa real (a partir de ahora «glasa» sin más) se elabora a partir de toneladas de azúcar glass refinado al extremo y mezclado con una base viscosa que endurezca al secarse, como por ejemplo y si sois atrevidos: la clara de huevo. Este ingrediente a pesar de ser casero y habitual en vuestras neveras no os lo recomendamos puesto que la mezcla se hace en crudo y la salmonella acecha en cada esquina, dispuesta a consumir vuestros intestinos, a penetrar vuestros tejidos y a aumentar la creciente población de zombies devoradores de cerebros que una vez fueron humanos incautos que se deshidrataron en un inodoro o sucumbieron víctimas de Telecinco, pero eso es otra historia. En su lugar podéis utilizar preparados de glasa real de venta en tiendas de repostería, o podéis elaborarla vosotros mismos con polvo de merengue, albúmina de huevo o claras de huevo pasteurizadas.

TRES RECETAS DE GLASA REAL (ROYAL ICING)

ALBÚMINA DESHIDRATADA (20 GALLETAS CON DECORACIONES SENCILLAS)

  • 9gr. de albúmina de huevo deshidratada.
  • 300gr. de azúcar glass obscenamente fino.
  • 1/4 de cucharadita de café de cremor tártaro o unas gotitas de limón.
  • 48ml. de agua.
  • Unas gotitas de vainilla incolora.

CLARA DE HUEVO NATURAL (10-15 GALLETAS CON DECORACIONES SENCILLAS)

  • 1 clara de huevo.
  • 200gr. de azúcar glass.
  • Unas gotitas de vainilla incolora.

CLARA DE HUEVO PASTEURIZADA

Las cantidades son similares a la elaborada con clara natural, pero al ser más líquida se añadirá un poco más de azúcar a la mezcla hasta que consigamos la consistencia adecuada que os explicamos más adelante.

POLVO DE MERENGUE

  • 1 cucharadita de polvo de merengue.
  • 2 cucharaditas de agua.
  • 200gr. de azúcar glass.
  • Unas gotitas de vainilla incolora.

Esta combinación de 1 cucharada de polvo de merengue + 2 de agua equivaldría a una clara de huevo de las recetas anteriores y nunca la hemos probado, así que puede darse el caso de un desastre de nivel "campanadas de Nochevieja". Si váis justos de tiempo o material, apostad por una de las otras fórmulas seguras approved by UhmmmCookies™.

PREPARACIÓN: PARECIDA EN TODAS, PERO NO IGUAL

Ojalá todo fuera tan sencillo como la preparación de la glasa, que se limita a mezclar las claras con las gotitas de aroma de vainilla y añadir poco poco azúcar glass moviendo con unas varillas.

Añadiendo unas gotas de aromas conseguiréis glasas de diferentes sabores. Aseguraos de que sean transparentes o la teñirán. No, no hay aroma a chorizo.
Añadiendo unas gotas de aromas conseguiréis glasas de diferentes sabores. Aseguraos de que sean transparentes o la teñirán. No, no hay aroma a chorizo.

En el caso de prepararla con albúmina de huevo deshidratada, ésta hay que dejarla durante toda la noche hidratándose con el agua y las gotitas de limón o el cremor tártaro. No os asustéis, éste último no tiene nada que ver con el Fuego Valyrio, no hay hechiceros involucrados ni turcos aplicándose bronceador. El cremor tártaro es un elemento vegetal (también aparece como un subproducto de la uva en la elaboración del vino) que se usa como estabilizante y nos permitirá una glasa consistente y duradera en forma. Así se evita que el agua pudiera separarse de la mezcla si por cualquier razón no usáramos la glasa inmediatamente.

OJO con los nervios. A nuestra glasa un batido rápido no le va a gustar, y si lo hacemos con máquina deberá ser a la velocidad más baja posible. De lo contrario se crearán microburbujas que le darán aspecto de piedra pómez y se desintegrará literalmente con sólo echarle un vistazo.

La glasa estará preparada cuando adquiera la consistencia del dentífrico y quede bien blanca y sin brillo. Voilá, ahora tenemos nuestra base, pero para decorar galletas necesitamos diferentes consistencias.

Consistencia de pasta de dientes. Echadle narices y cepilláoslos con ella. Un goloso auténtico lo haría.
Consistencia de pasta de dientes. Echadle narices y cepilláoslos con ella. Un goloso auténtico lo haría.

CONSISTENCIAS

Bien, tenemos nuestra glasa base: la más consistente, la madre de todas las glasas. De aquí iremos cogiendo y apartando para obtener diferentes consistencias diluyéndola poco a poco y con gotitas de agua, hasta obtener las necesarias para decorar. Si os excedéis con el líquido podéis añadir azúcar glass poco a poco para espesar la mezcla.

Las consistencias que habitualmente se utilizan son:

Delineado:
La más espesa de todas. Es la que obtenemos con nuestra glasa base y sirve para elaborar motivos que queremos que mantengan la forma estóicamente.
Media:
Un poquito más liviana que la anterior. Se añade agua gota a gota y entonces ejercemos de ninja bíblico pasando un cuchillo por toda la glasa. Entonáis un canto gregoriano y si han pasado 20 segundos desde que hicimos el corte hasta que éste ha quedado de nuevo milagrosamente regenerado, la consistencia habrá quedado perfecta. Se usa para delinear la galleta a modo de "dique de contención". Este dique impedirá que la glasa de relleno se desborde.
Relleno:
Continuamos añadiendo agua gota a gota hasta obtener la consistencia de la cola de carpintero. Repetimos la técnica ninjitsu anterior. Esta vez no debería quedar rastro del corte en unos 10 segundos.
Coros celestiales para ver cómo se separan las glasas y se vuelven a unir. Moisés estaría orgulloso de vosotros.
Coros celestiales para ver cómo se separan las glasas y se vuelven a unir. Moisés estaría orgulloso de vosotros.

Si ya la tenéis no desesperéis. Reservadla bien tapada en la nevera y produrad que no esté en contacto con el aire para que no se seque y endurezca porque no tenemos intención de escribir un post sobre cómo fabricar tus propias losas de yeso.

En el próximo post os contaremos cómo añadirle color, hablaremos de colorantes y os enseñaremos a montar y a rellenar la manga. Nos hemos enterado de que hay muuuuuchos amateurs que nos leen y les gusta que lo contemos todo despacito y paso a paso. ¡A qué esperáis! ¡Id preparando la glasa!

  • TETEHace 4 años

    Que merito hacer estas cosas....lo veo tan complicado

  • THE HAVOCHace 4 años

    Que noooooooooooooooooooooooooooooooooooo!!!!

La dirección de correo electrónico no aparecerá publicada ni se utilizará para ningún fin, pero es necesaria si dispones de una cuenta de Gravatar y deseas que tu icono aparezca junto al comentario.

Se permiten BBTags [url=http://www.foo.com]foo website[/url]

*no se publicará
*opcional

¿Para qué van a usarse mis datos personales?

Te lo resumimos muy brevemente: para prácticamente NADA, así que no te preocupes, no te enviaremos emails, ni notificaciones ni nada por el estilo.

  • Tu email se empleará únicamente si alguna vez te diste de alta en el servicio "GRAVATAR" y lo has vinculado a este. Así es como podemos poner la foto al lado de tu comentario. No te preocupes, el email que indiques no se envía al servicio, sino un identificador (MD5) en el que tu correo electrónico no aparece visible.
  • Tu nombre y web simplemente se usa para encabezar tu comentario y referirnos a ti. Como cortesía, otros usuarios pueden entrar a tu web. Puedes emplear pseudónimos.
  • Si nos solicitas ayuda o información, podríamos usar tu email para ponernos en contacto directamente contigo. No se ceden datos a terceros ni para otros fines.
  • Responsable: Alejandro Fernández
  • Destinatarios: UhmmmCookies.com / Galletazas.com
  • Derechos: Cancelación, acceso, supresión y rectificación de los datos que has suministrado

Rechinar de neumáticos y aromas penetrantes. Si os incomodan los encapuchados, es una semana fantástica para sentiros aterrorizados. El resto de los mortales nos remangamos los pantalones

30 de diciembre y nos acercamos a la fecha límite para finalizar las compras de Reyes. Respirad profundo, tomad un respiro y ¡hornead!

"El Día de Todos los Santos" se acerca a una velocidad pasmosa. Queda apenas unas semanas y este año va a enmarcarse en uno de los climas más atípico de los últimos años.

Alergia y Primeras Comuniones son los elementos más característicos de la estación primaveral. Atrás quedan el canto de los pajaritos, el aumento progresivo de las temperaturas, o la explosión de colores que inunda cada centímetro de tierra desnuda, cuando en lo único que puedes pensar es en arrancarte los ojos

Ay, queridos amigos de las alimentos chocolateados y del porno gastronómico más duro de la red, nos hemos pensado durante tanto tiempo publicar esta receta porque es peligrosa. Es una de esas que podrían matar de diabetes a un caballo, o peor aún, cristalizar su cerebro hasta convertirlo en una de esas figuritas de estantería de las que 8 de cada 10 abuelitas con diógenes de cuadros de nietos y accesorios del Todo a 100, daría su aprobación.

¡Caramelo!... o «¡Calamero!» que rezaría en nueve de cada diez cartas de postres en nueve de cada diez restaurantes chinos. Porque ¿A quién no le gusta el caramelo? ¿Quizás a los mismos desalmados que no soportan el jamón serrano, las gambas o las patatas fritas? Esperemos que no, por eso hemos descongelado a nuestros pequeños redactores y colaboradores,

Apenas parece que hayan pasado unos días desde la última entrada y de golpe ya nos hemos visto de lleno inmersos en plena Navidad. ¿Qué significa? ¡Estrés! Compras sin terminar, colas infernales y un frenesí consumista que inunda cada tienda, cada local de la ciudad y que incrementa exponencialmente nuestras ganas de matar.

Días cortos, aroma a estufa de leña y un aro del inodoro que se adhiere a la piel como una lengua húmeda a una cubitera son indicativos de que, queridos lectores, nos hemos dado de lleno con diciembre. Y ya sabéis lo que toca en estas fechas: ¡dulces! La navidad está tan sólo unas semanas y desde hoy nos ponemos manos a la obra para que no haya visita que salga de casa sin dar arcadas

¡Bienvenidos a Halloween! La fiesta más terrorífica y extrañamente divertida del año. Ese mágico momento en el que, -como en un episodio de la «Dimensión Desconocida»-, la barrera que separa esta realidad con la del más allá, es tan fina que los espíritus y los demonios pueden atravesarla y sentarse con nosotros a tomar café.